Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información
Conózcanos

Boletin
Tecnología Agroalimentaria. Boletín Informativo del SERIDA. Número 18
Tecnología Agroalimentaria. Boletín Informativo del SERIDA. Número 17
Tecnología Agroalimentaria. Boletín Informativo del SERIDA Número 16
Ver más>>
Libros
Orientaciones para el cultivo de la faba
Estudio de tipos de poda y marcos de plantación en variedades de vid de Asturias
Ensayo de portainjertos en variedades de vid de Asturias
El cultivo del kiwi
Ver más>>
Mediateca
Técnica del injerto en frutales
Toma de muestras de suelos
Cultivo del Arándano en Asturias
Ver más>>
Memorias I+D
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2015
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2014
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2013
Ver más>>

Publicaciones SERIDA



Patógenos emergentes en el cultivo de faba tipo granja en Asturias

Ana González Fernández. anagf@serida.org

En el Laboratorio de Fitopatología del SERIDA se lleva trabajando en el estudio de las enfermedades que afectan al cultivo de la faba granja asturiana más de tres lustros. Entre las enfermedades más frecuentes producidas por hongos destacan la antracnosis, el oidio y la botritis, que dañan a la parte aérea; y la fusariosis y la rizoctoniosis, que infectan al cuello y raíz de las plantas. También es frecuente una enfermedad bacteriana conocida como "mancha parda" con la que nuestros cultivos conviven desde hace años y la presencia del virus del mosaico común de la judía. Sin embargo, no es de estas enfermedades de las que vamos a hablar aquí, si no de las que denominamos emergentes que son aquellas de nueva aparición o que cobran una especial relevancia en determinado momento.

La aparición de nuevas enfermedades puede deberse a varias causas entre las que podemos citar, por una parte, los movimientos de material vegetal que cada vez son más habituales incluso procedentes de otros continentes en los que la situación fitosanitaria puede ser muy diferente a la nuestra y, por otra parte, una sustancial mejora del diagnóstico gracias al uso de técnicas moleculares.

Enfermedades producidas por hongos

Sclerotium rolfsii. Se encontró por primera vez en 1989, aunque es a partir de 2000 cuando empieza a aislarse con mayor frecuencia. Los síntomas que produce (Fotografía 1) son muy similares a los producidos por otros hongos que afectan al cuello y raíz como puede ser Fusarium solani.

Fotografía 1 Izquierda, daños producidos por Sclerotium rolfsii en el campo. Derecha, aspecto del hongo crecido en una placa en medio de un cultivo

Sclerotinia sclerotiorum. Produce el llamado "moho blanco", muy conocido entre los agricultores asturianos del occidente y cuyos síntomas se pueden ver en la Fotografía 2. Esta enfermedad ha cobrado una mayor relevancia en los últimos tiempos debido, sobre todo, a la dificultad que conlleva su tratamiento mediante productos fitosanitarios, a la gran persistencia que tiene en suelo y a la reiteración de cultivos de faba en las mismas parcelas durante mucho tiempo.

Fotografía 2. Izquierda, raíces mostrando el típico "moho blanco" característico de la infección por Sclerotinia sclerotiorum. Derecha, semillas con "esclerocios" del hongo que son las formas de resistencia del mismo.

Phoma sp. Se diagnosticó en 1997. Los síntomas, que se muestran en la Fotografía 3, consisten en manchas oscuras en los tallos y lesiones concéntricas en las vainas y en las hojas. Los síntomas producidos por este hongo son indistinguibles de los producidos por Ascochyta sp. que también ha sido encontrado en Asturias.
Todos estos hongos son susceptibles de transmitirse por semilla, de ahí la gran importancia de utilizar semilla saneada.

Fotografía 3.  Izquierda, daños producidos por Phoma en tallos; en el centro, lesiones producidas en las vainas y abajo a la derecha, manchas concéntricas en una hoja de faba.

Enfermedades producidas por bacterias

Las enfermedades de origen bacteriano han ido en aumento en los últimos años (Gráfico 1), en una progresión que afecta sobre todo a la enfermedad conocida como "grasa" y a Pseudomonas viridiflava, mientras que la "mancha parda" se mantiene a los mismos niveles de hace más de una década. Los síntomas de estas dos enfermedades se pueden observar en las Fotografías 4 y 5.

Gráfico 1. Evolución de las bacteriosis en el Principado de Asturias durante la década 1991 2001. Las letras S y P representan muestras de semilla y planta respectivamente.

Pseudomonas savastanoi pv. phaseolicola. Esta bacteria, que produce la enfermedad conocida como "grasa", se caracteriza por la presencia de manchas necróticas rodeadas frecuentemente de un halo verde pálido o amarillento en las hojas y de manchas de aspecto aceitoso similares a las producidas por el aceite en una hoja de papel en las vainas. Esta enfermedad se transmite por semilla. Las semillas pueden mostrar manchas amarillas en las variedades blancas como nuestra faba tipo granja y roturas de color en las variedades coloreadas o no mostrar síntomas, lo que dificulta la selección de semilla saneada haciendo imprescindible la utilización de análisis de laboratorio para llevarla a cabo con garantías.

Fotografía 4. Daños típicos de "grasa". A la izquierda, manchas rodeadas de un halo clorótico en las hojas. Derecha, vaina de faba mostrando las típicas manchas aceitosas características de la enfermedad

Pseudomonas viridiflava BT2 es una variante de esta bacteria descrita por el SERIDA a partir de muestras de judía recogidas en 1999. Posteriormente, se encontró infectando a otras especies como kiwi, lechuga, Hebe, etc. Los síntomas consisten en lesiones en las hojas que toman un aspecto de quemadura o apapirado, en los tallos pueden aparecer manchas rojizas y en los casos más graves se producen daños en la médula que pueden conllevar la muerte de la plántula. También se asocian a la presencia de esta bacteria deformaciones en los frutos.

Fotografía 5. Daños producidos en faba por Pseudomonas viridiflava BT2. Izquierda, manchas rojizas; derecha, daños en la médula.

Como podemos ver en estos últimos años han ido cobrando importancia algunas enfermedades que es necesario tener en cuenta de cara a mantener un cultivo sostenible. Uno de los aspectos más relevantes en la lucha contra las enfermedades es partir de una semilla saneada ya que la mayor parte de las enfermedades citadas son susceptibles de ser transmitidas por semilla. Por tanto, el uso de semilla en buen estado sanitario combinado con unas buenas prácticas agrícolas y el empleo adecuado de los productos fitosanitarios permitirán un desarrollo sostenible y razonable del cultivo y una mayor calidad en el producto final.

Ficha Bibliográfica
TítuloPatógenos emergentes en el cultivo de faba tipo granja en Asturias
Autor/esAna González Fernández. anagf@serida.org
Año Publicación2005
Área

Programa de Patologia Vegetal.

Revista/SerieTecnología Agroalimentaria. Boletín informativo.
ReferenciaÉpoca 2. Número 1
Formato
Depósito LegalAS-2617/05
ISSN1135-6030
ISBN
Ver/Descargar

Descargar publicación en PDF

Buscar
Administración
Portal de la Transparencia
Perfil del Contratante
Período Medio de Pago
Convocatorias y Plazas
Legislación
Comunicación
Hemeroteca
Serida en los medios
Imagen Corporativa
Enlaces de Interés
Biblioteca
Catálogo Online
RIA, Repositorio Institucional de Asturias
Publicaciones del SERIDA
Boletín de sumarios
WOK, Web of Knowledge
Préstamo Interbibliotecario
Contacta
Investigación
Sistemas de Producción Animal
Nutrición, Pastos y Forrajes
Sanidad Animal
Genética y Reproducción Animal
Programa de Genética Vegetal
Programa de Patologia Vegetal
Programa Forestal
Programa Fruticultura
Tecnología de los Alimentos
Desarrollo
Experimentación y Demostración Ganadera
Experimentación y Demostración Agroforestal
Selección y Reproducción
Transferencia y Formación