Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información
Conózcanos

Boletin
Tecnología Agroalimentaria. Boletín Informativo del SERIDA. Número 18
Tecnología Agroalimentaria. Boletín Informativo del SERIDA. Número 17
Tecnología Agroalimentaria. Boletín Informativo del SERIDA Número 16
Ver más>>
Libros
Orientaciones para el cultivo de la faba
Ensayo de portainjertos en variedades de vid de Asturias
El cultivo del kiwi
Tuberculosis animal: Investigación y control en España
Ver más>>
Mediateca
Técnica del injerto en frutales
Toma de muestras de suelos
Cultivo del Arándano en Asturias
Ver más>>
Memorias I+D
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2015
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2014
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2013
Ver más>>

Publicaciones SERIDA



Introducción al cultivo del arándano

GARCIA RUBIO, JC

Los arándanos pertenecen al género Vaccinium, de la familia de las Ericáceas y constituyen un grupo de especies ampliamente distribuidas por el Hemisferio Norte, básicamente por Norteamérica, Europa Central y Eurasia, encontrándose también en América del Sur, y unas pocas especies en África y Madagascar.

En España, la especie con mayor presencia es V. mirtyllus L., distribuyéndose por la Cornisa Cantábrica, Gredos, Guadarrama, y Pirineos Catalán y Aragonés.

Los arándanos representan una de las especies de más reciente domesticación, ya que los primeros programas de selección de arbustos y de técnicas de propagación se iniciaron en Norteamérica a finales del siglo XIX, comienzos del siglo XX. Todos los cultivares obtenidos hasta la actualidad se han desarrollado a partir de formas silvestres.

Actualmente, EEUU es el mayor productor de arándanos, con el 90% de la producción mundial. Le siguen en importancia, dentro del Hemisferio Norte, Canadá, Alemania, Polonia, Francia, Países Bajos, Italia y Reino Unido. La primera parcela de arándanos se instaló en España a mediados de los 60 en Tineo (Asturias). No obstante, no es hasta finales de los 80 cuando aparecen en Portugal y España las primeras plantaciones profesionales, destacando en este último país las provincias de Huelva y Asturias.

En el Hemisferio Sur, los arándanos cultivados se introdujeron a principio de los años 80 en Chile, país que constituye el mayor productor en este hemisferio, con el 65% del área plantada y el 90% de la producción. Le siguen en importancia, Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica y más recientemente, Argentina y Uruguay.

- Producción mundial en 2003 de arándanos “highbush” y rabbiteyes. (Fuente: Strik, Crónica Horticulturae, 2005. 45 (1), 7-12)

ZONA DE PRODUCCIÓN SUPERFICIE PLANTADA (ha) PRODUCCION (t)
 FRESCO INDUSTRIA  TOTAL
Norteamérica 27.105 61.135 42.360 103.495
Europa 3.490 10.370 950 11.320
Sudamérica 3.825 10.320 400 10.720
Oceanía 1 910 1.950 950 2.900
Asia 550 415 600 1.015
Sudáfrica 350 200 100 300
Total mundial 36.230 84.390 45.360 129.750
1 Australia y Nueva Zelanda

De las 30 especies que constituyen el género Vaccinium, sólo un pequeño grupo de ellas tienen importancia comercial. Destacan V. corimbosum L., que representa aproximadamente el 80% del total de la superficie cultivada, seguido en importancia por V. ashei Reade, con un 15% aproximadamente. Entre el 5% restante destacan V. angustifolium Aiton y algunos híbridos de V. angustifolium x V. corymbosum.

Las variedades cultivadas necesitan estar sometidas a bajas temperaturas durante un periodo de tiempo variable para romper la dormancia, o época de reposo de las plantas. Estas necesidades de horas-frío (h/f, número de horas por debajo de 7ºC) vienen determinadas genéticamente, siendo una de las características que separan los grupos agronómicos establecidos:

  •  Altos requerimientos en horas-frío (más de 800 h/f):
    •  “highbush” del Norte, con V. corymbosum L. como principal especie;
    • “lowbush”, representados fundamentalmente por V. angustifolium Aiton y V. myrtilloides Michx.
  •  Requerimientos medios en horas-frío (400-600 h/f):
    •  “Rabbiteye”, representado por V. ashei Reade, conocido también como Ojo de Conejo.
  •  Bajos requerimientos en horas-frío (menos de 400 h/f):
    •  “highbush” del Sur, obtenidos por programas de cruzamiento entre V. corimbosum L., V. darrowi Camp y V. ashei Reade.

A su vez, el término “highbush” se aplica a aquellas especies de arándanos cuya altura está comprendida en un rango que varía de 1,5 a 7,0 m. Por el contrario, el término “lowbush” hace referencia a aquellas especies con una altura inferior a 1,0 m.

Otras especies tienen un interés puramente decorativo, siendo muy utilizados por paisajistas debido a que los arándanos son arbustos de una gran belleza ornamental.

Por lo que respecta al fruto, este tiene una pulpa jugosa, más o menos acidulada y aromática, según cultivares. Se utiliza tanto para el consumo en fresco como para la transformación industrial en zumos, mermeladas, confituras, licores, salsas de acompañamiento en cocina, etc. En Asturias está bastante extendida la tradición de preparar una tarta con una base de queso fresco cubierta de mermelada de arándano.

La fibra es un componente muy abundante en estos frutos, por lo que su consumo habitual puede resultar beneficioso para tratar el estreñimiento y la atonía intestinal. También son una buena fuente de potasio, hierro, calcio, taninos de acción astringente y de diversos ácidos orgánicos. Además, tienen un bajo valor calórico por su escaso aporte de hidratos de carbono. En la siguiente tabla se recoge la composición química de los frutos de arándano.

 Composición nutricional por 100 g de arándanos frescos. (Fuente: Base de Datos Nacional del Dpto. de Agricultura de los Estados Unidos, 2004)

 

Nutriente

Por 100 g

Unidades
 

    Valor energético

57

Kcal

 

    Proteinas

0,74

g

 

    Grasas totales

0,33

g

 

    Carbohidratos

14,49

g

 

    Fibra alimentaria

2,4

g

 

    Cenizas

0,24

g

 

    Agua

84,21

g

Minerales

    Calcio

6

mg

    Cobre

0,06

mg

    Hierro

0,28

mg

    Magnesio

6

mg

    Manganeso

0,34

mg

    Fósforo

12

mg

    Potasio

77

mg

    Selenio

0,1

mg

    Sodio

1

mg

    Zinc

0,16

mg

Vitaminas

    Vitamina C

9,7

mg

    Tiamina

0,04

mg

    Riboflavina

0,04

mg

    Niacina

0.42

mg

    Ácido pantoteico

0,12

mg

    Vitamina B6

0,05

mg

    Fólico

6

µg

    Vitamina A

54

IU

    Vitamina C

0,57

mg ATE

En el campo farmacológico es utilizado como un potente diurético. Sin embargo, el extracto seco, tanto del fruto como de las hojas, se emplea para combatir procesos diarreicos, así como para rebajar los niveles de azúcar en sangre (diabetes).

Está demostrado que su consumo habitual mejora considerablemente la percepción visual de las personas. A ello puede deberse la fama de excelente vista que tenían los indios de Norteamérica, donde esta especie abundaba de forma silvestre y constituía un elemento básico en su dieta alimenticia. También se utiliza en afecciones oculares, así como para facilitar la regeneración de la retina.

Recientemente, se ha encontrado que un compuesto químico presente en grandes concentraciones en el vino, así como en los arándanos, entre otras frutas, reduce los niveles de unas sustancias perjudiciales y ligadas al mal de Alzheimer.

Otra de las características de estos frutos es su abundancia en pigmentos naturales, antocianos y carotenoides, de acción antioxidante: neutralizan la acción de los radicales libres, que son nocivos para el organismo. Estas propiedades pueden dar lugar a efectos fisiológicos muy diversos, antiinflamatorios y de acción antibacteriana, entre otros. Además, incluyen un importante aporte de otros antioxidantes como la vitamina C, que potencia el sistema inmunológico o de defensas del organismo y contribuye a reducir el riesgo de enfermedades degenerativas, cardiovasculares e incluso del cáncer. Asimismo, la vitamina C tiene la capacidad de favorecer la absorción del hierro de los alimentos, por lo que mejora o previene la anemia ferropénica. Según un reciente estudio realizado en Norteamérica con 28 de las frutas y verduras más consumidas a nivel mundial, el arándano, como se puede ver en la siguiente tabla, sobresale en cuanto a contenido en antioxidantes.

Contenido en antioxidantes para las frutas y verduras más consumidas a nivel mundial. ORAC: micromol equivalente Trolox/100 g. (Fuente: USDA Lab. At Tufts University).

Ficha Bibliográfica
TítuloIntroducción al cultivo del arándano
Autor/esGARCIA RUBIO, JC
Año Publicación2010
Área

Experimentación y Demostración Agroforestal.

Revista/Serie
Referencia
Formato
Depósito Legal
ISSN
ISBN
Ver/Descargar

Buscar
Administración
Portal de la Transparencia
Perfil del Contratante
Período Medio de Pago
Convocatorias y Plazas
Legislación
Comunicación
Hemeroteca
Serida en los medios
Imagen Corporativa
Enlaces de Interés
Biblioteca
Catálogo Online
RIA, Repositorio Institucional de Asturias
Publicaciones del SERIDA
Boletín de sumarios
WOK, Web of Knowledge
Préstamo Interbibliotecario
Contacta
Investigación
Sistemas de Producción Animal
Nutrición, Pastos y Forrajes
Sanidad Animal
Genética y Reproducción Animal
Programa de Genética Vegetal
Programa de Patologia Vegetal
Programa Forestal
Programa Fruticultura
Tecnología de los Alimentos
Desarrollo
Experimentación y Demostración Ganadera
Experimentación y Demostración Agroforestal
Selección y Reproducción
Transferencia y Formación