Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información
Conózcanos

Boletin
Tecnología Agroalimentaria. Boletín informativo del SERIDA. Número 22
Tecnología Agroalimentaria. Boletín informativo del SERIDA. Número 21
Tecnología Agroalimentaria. Boletín Informativo del SERIDA. Número 20
Ver más>>
Libros
El cultivo del arándano en el norte de España
Selección clonal de cultivares de vid del Principado de Asturias
Orientaciones para el cultivo de la faba
Estudio de tipos de poda y marcos de plantación en variedades de vid de Asturias
Ver más>>
Mediateca
Equino de la Montaña Asturiana
SERIDA desde el aire
Plantación de variedades tradicionales de castaño
Ver más>>
Memorias I+D
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2018
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2017
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2016
Ver más>>

Publicaciones SERIDA



Calendario de cultivos hortícolas al aire libre

GUILLERMO GARCÍA GONZÁLEZ DE LENA. Área de Experimentación y Demostración Ganadera. ggarcia@serida.org
MOISÉS M. FERNANDES DE SOUSA. Área de Experimentación y Demostración Ganadera. moisesfs@serida.org

 

La producción de hortalizas en Asturias es una actividad potencialmente generadora de rentas, bien como ocupación principal, o como actividad complementaria a otras orientaciones productivas. Aunque siempre resulta arriesgado ofrecer datos de rendimientos económicos, más aún en una actividad al aire libre que conlleva un riesgo alto por eventuales inclemencias meteorológicas y en un sector con evidentes carencias de estructuras comerciales, el rendimiento bruto de una hectárea de cultivos hortícolas al aire libre puede estar en torno a los 2-4 €/m2. En particular, la producción hortícola al aire libre podría ser una oportunidad de diversificación para las explotaciones ganaderas, que disponen de base territorial y de la mayoría de la maquinaria necesaria.

Aunque la superficie ocupada por cultivos hortícolas en Asturias parece haberse estancado en los últimos años en torno a las 700-800 ha (Fuente: Superficies ocupadas por los cultivos agrícolas. Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales), merece la pena destacar el importante crecimiento en términos relativos de la producción ecológica, que, aunque aumenta de manera sostenida durante los últimos años (ha pasado de 7 ha en 2010 a 53 ha en la actualidad, septiembre de 2019), aún está lejos del potencial de este tipo de producción, atendiendo al consumo de productos ecológicos en la región.

La diversificación de las producciones puede ser una de las claves del éxito en las explotaciones hortícolas. En este sentido, la rotación de cultivos, una práctica que se exige en la producción ecológica y cuyos beneficios desde el punto de vista agronómico son sobradamente conocidos desde muy antiguo, constituye la mejor manera de abordar esta diversificación. Para diseñar las rotaciones es necesario conocer el ciclo de cada uno de los cultivos que puedan incluirse en las mismas, entendido como el periodo de ocupación del suelo por el cultivo, desde la siembra o trasplante hasta la recogida.

En el cuadro que acompaña este artículo se presentan estos ciclos de producción para los cultivos hortícolas de mayor interés en Asturias (agrupados por familias botánicas) recogiendo la información correspondiente a las épocas de siembra, trasplante y cosecha, así como el tiempo de ocupación del suelo por cada uno de ellos. En un próximo artículo se ofrecerá esta misma información para los cultivos en invernadero.

Las fechas que se proponen son aquellas en las que es posible llevar a cabo cada uno de los cultivos, al aire libre, en Asturias. No siempre coinciden con las fechas óptimas que, obviamente, estarían incluidas en los periodos citados. Así, por ejemplo, la época más aconsejable para la plantación de la patata en Asturias es el mes de marzo, aunque, en función del ciclo de las variedades y, sobre todo, la zona de producción, la plantación puede ir desde finales de enero (en zonas costeras libres de heladas) hasta mayo. En siembras muy tempranas (finales de enero-febrero) se corre el riesgo de sufrir heladas tardías una vez nacidas las plantas. En plantaciones tardías de finales de primavera se puede limitar el proceso de tuberización, sobre todo con variedades semitardías o tardías. Por poner otro ejemplo, el cultivo de la lechuga al aire libre sería posible con trasplantes desde el mes de marzo hasta octubre. Sin embargo, el periodo óptimo para este cultivo sería el trasplante desde mayo a septiembre.

Por otro lado, aunque el calendario que se ofrece abarca periodos amplios para cada cultivo y actividad, no recoge todas las posibilidades. En muchos casos, por diversas razones (de tipo económico, de organización de la propia explotación o, simplemente, porque las circunstancias climatológicas impiden llevar a cabo las siembras o trasplantes en las fechas previstas), es posible el cultivo fuera de los periodos indicados, asumiendo el riesgo de que no se alcancen los rendimientos esperados. Para estos casos, deberá ser el propio agricultor quien, basándose en la propia experimentación o en la información que pueda recoger de los productores locales, tome una decisión al respecto.

Las familias consideradas en este trabajo, son las siguientes:


Compuestas

Se cultivan sobre todo para aprovechar la hoja. Existen especies de invierno, como la escarola, y otras que se pueden recolectar, al aire libre, durante buena parte del año, como la lechuga.

  • Lechugas. El cultivo de la lechuga al aire libre puede llevarse a cabo en cualquier época del año, exceptuando los meses más fríos de invierno, con trasplantes desde mediados/finales de febrero hasta octubre. El periodo óptimo es el que va desde mayo a mediados de septiembre.
  •  Escarola. En Asturias es típicamente un cultivo de otoño – invierno.
     
  • Cogollos de Tudela. Son una alternativa al cultivo de la lechuga, y su época de cultivo es el mismo que el de esta, aunque de ciclo algo más corto. Tiende a espigar en los meses de verano.
  • Alcachofa. Es un cultivo muy poco frecuente en las explotaciones profesionales asturianas. Se trata de una planta perenne, que se cultiva habitualmente de forma plurianual durante dos años, aunque puede prolongarse hasta los cuatro o cinco años. Aunque puede cultivarse a partir de semilla, lo normal es cultivarla a partir de esquejes o “zuecas” (partes del rizoma con dos o más yemas en estado de latencia y parte del sistema radicular) procedentes de zonas con inviernos fríos, como Tudela (Navarra). Con plantaciones tempranas, de julio a agosto, puede obtenerse una primera cosecha en otoño, hacia noviembre que, si las temperaturas de invierno no son muy bajas, puede continuar hasta abril o mayo del próximo año. Si el cultivo se hace a partir de semilla, el semillero se haría en el mes de abril, para trasplantar desde mediados de mayo, y recoger las primeras alcachofas en octubre.

 


Foto 1. Semilleros


Crucíferas

Esta familia comprende un grupo amplio de especies que, en su mayoría, soportan bien el frío, por lo que tradicionalmente se cultivan en otoño – invierno (época en la que, por otra parte, hay menos cultivos alternativos al aire libre), aunque muchas de ellas pueden producirse durante todo el año y, desde un punto de vista comercial, también pueden tener interés en ciclos de primavera verano. Según la especie se aprovecha la raíz (nabos y rábanos), las hojas (coles, berza, lombarda) o el fruto (brócoli, coliflor y romanesco).
 

  • Coles. La producción de otoño – invierno es la más habitual y la época de mayor consumo de estas hortalizas, aunque también puede resultar interesante la producción de finales de primavera – verano. El ciclo de producción de las coles varía en función de la época de cultivo y, sobre todo, de las variedades empleadas, que se clasifican en:

           Variedades ciclo corto: < 100 días
           Variedades ciclo medio: 100-120 días
           ciclo largo: > 120 días

  •  Coliflor. Como el anterior, es tradicionalmente un cultivo de invierno, y también la duración del ciclo depende principalmente de la variedad utilizada. Las variedades de coliflor se clasifican según su ciclo como las de las coles, aunque en este caso las de ciclo largo pueden llegar a superar los 250 días en algunos casos.
     
  • Berza. La berza se puede producir durante todo el año al aire libre en Asturias. Los semilleros pueden hacerse, igualmente, durante todo el año, a excepción del mes de octubre o mediados de noviembre, ya que las plantas obtenidas en siembras en este periodo espigarían muy pronto, en febrero del año siguiente.


Cucurbitáceas

Son cultivos de fruto, exigentes en temperatura, para producciones de verano, que pueden prolongarse hasta bien entrado el otoño, en el caso de la calabaza, o la llegada de las primeras heladas. No obstante, alguno de ellos, como la calabaza, pueden conservarse bastante tiempo, alargando el periodo de comercialización.

Otros cultivos menos habituales, pertenecientes a esta familia, son el melón y la sandía, que también podrían cultivarse en Asturias al aire libre, con trasplante en los meses de marzo o abril y cosecha a partir de agosto.

 

 


Foto 2. Cultivo de pimientos

 


Leguminosas (Fabáceas)

Las leguminosas se diferencian de otras familias por rasgos morfológicos muy característicos como es la presencia de semillas contenidas en una vaina constituyendo el fruto o legumbre. Son especies de gran importancia, especialmente en agricultura ecológica, debido a su capacidad para fijar el nitrógeno atmosférico, que posteriormente se incorporará al suelo, mejorando su fertilidad. Desde el punto de vista de la nutrición, presentan la mayor concentración de proteínas de todas las hortalizas.
 

  • Alubias (Fabes). Las judías, tanto para su aprovechamiento como grano seco o el de la vaina antes de formar el grano (fréjoles, vainillas, etc.), son cultivos de verano o principios de otoño. Los ciclos de cultivo varían mucho según las variedades, siendo las de enrame, como la Faba Asturiana, de ciclo más largo que las de mata baja. El aprovechamiento de la Faba para fresco acortaría el ciclo de producción en, al menos, un mes.
     
  •  Guisante y Fabas de Mayo. Aunque también podrían producirse en ciclos de primavera, son típicamente especies de invierno, ya que en su etapa vegetativa soportan mejor el frío y tienen ciclos de cultivo muy largos.


Liliáceas
 
Son plantas bianuales que se cultivan como anuales para el aprovechamiento de los bulbos o de las hojas (el puerro) mientras los tallos son tiernos, antes de la maduración de la planta. No son muy exigentes en temperaturas por lo que suelen cultivarse en plantaciones de finales de otoño o invierno.
 

  •  Cebolla. Se cultivan tanto para su aprovechamiento en verde (cebolleta) como en seco. Para el primer caso, se emplean variedades tempranas de día corto, que se trasplantan de finales de octubre a febrero para cosechar a partir de abril o mayo. Para seco, se emplean variedades de día largo, que se trasplantan a primeros de año para cosechar a finales de verano.
     
  • Puerro. Se pueden producir durante todo el año, aunque el ciclo más frecuente, para evitar problemas de espigado, es el de trasplantar en primavera para empezar a recoger a principios de otoño, 90-100 días después del trasplante. Con este ciclo, la recogida de puerros se puede prolongar hasta enero febrero del año siguiente. Trasplantando a primeros de año, de enero a marzo, pueden conseguirse producciones de verano, a partir de mayo.

 


Foto 3. Cultivo de patata 

Rosáceas
 
Esta familia incluye la mayor parte de las especies de frutas de consumo masivo (manzana, pera, melocotón, ciruela, cereza, almendra, frambuesa, etc.), así como muchas especies ornamentales, principalmente, las rosas.

Sólo una especie de esta familia tiene interés desde el punto de vista de la producción hortícola en Asturias: el fresón. La palabra fresón se refiere a la especie Fragaria x ananassa, de frutos grandes, para diferenciarla de las especies de pequeñas denominadas comúnmente fresas, conocidas  también  como fresas de los bosques.
Actualmente, en el cultivo profesional de fresón en Asturias se emplean exclusivamente variedades de tipo remontante o de día neutro.


Solanáceas

Se trata, a excepción de la patata, de hortalizas de fruto, y es la familia donde se incluyen los cultivos de mayor interés económico, tanto al aire libre como en invernadero. Las solanáceas son plantas exigentes en temperatura y precisan bastante luminosidad, por lo que todos ellos son de producción exclusivamente en verano.
 

  • Tomate. No es un cultivo recomendable al aire libre para explotaciones comerciales profesionales, debido a los problemas de tipo sanitario que frecuentemente aparecen, principalmente el mildiu. En todo caso, puede ser interesante para otro tipo de producciones, por lo que lo incluimos en este listado, teniendo en cuenta que es la hortaliza de mayor consumo.
     
  •  Pimiento. Es más exigente en temperatura que el tomate, especialmente las variedades dulces. Aunque hay un gran número de variedades (incluyendo algunas locales de gran interés) diferentes en forma, ciclo, etc., en general, el inicio de la cosecha (unos 80-90 días después del trasplante) se retrasa con respecto a la del tomate (unos 60-70 días), y el ciclo de cultivo es más largo.
     
  • Berenjena. Es más exigente en temperatura que los anteriores.
     
  • Patata. En función de la duración ciclo de cultivo (el número de días que transcurren desde la siembra hasta la recolección), las variedades se agrupan en las siguientes categorías: Precoces, con ciclo inferior a noventa días; Semitempranas, ciclo entre noventa y ciento veinte días; Semitardías, ciclo entre ciento veinte y ciento cincuenta días y Tardías, entre ciento cincuenta y doscientos días.

 

 

4. Asociación de cultivos

 

Umbelíferas
 
Son plantas aromáticas, de olor y sabor más o menos intenso pero reconocible. Algunas de ellas se usan a modo de especias (cilantro, perejil, eneldo, comino). Se ven favorecidas por las temperaturas no muy altas, por ello algunas se consideran cultivos de invierno.
La especie de mayor interés para su cultivo al aire libre en Asturias es la zanahoria.


Quenopodiáceas

Se trata de plantas especie de climas frescos, que soportan mal el calor y que toleran bien las bajas temperaturas. Por lo general, son poco exigentes en cuanto al suelo y suelen tolerar bien la salinidad.

Tienen la peculiaridad de producir sus semillas dentro de pequeños frutos (glomérulos) que albergan cuatro o cinco semillas. Cuando se hace siembra directa, de cada uno de estos glomérulos saldrán varias plantas que hay que aclarar dejando sólo la mejor.
 

  • Acelga. Se podría cosechar durante prácticamente todo el año, aunque conviene evitar trasplantes desde noviembre a febrero, que espigarían hacia el mes de abril o mayo, con muy poca producción.
     
  • Espinaca. También podría producirse en ciclo de primavera-verano, con trasplantes en marzo o abril, aunque el riesgo de que se produzca el espigado es muy alto.

     

Ficha Bibliográfica
TítuloCalendario de cultivos hortícolas al aire libre
Autor/esGUILLERMO GARCÍA GONZÁLEZ DE LENA. Área de Experimentación y Demostración Ganadera. ggarcia@serida.org
MOISÉS M. FERNANDES DE SOUSA. Área de Experimentación y Demostración Ganadera. moisesfs@serida.org
Año Publicación2019
Área

Experimentación y Demostración Ganadera.
Experimentación y Demostración Agroforestal.

Revista/SerieTecnología Agroalimentaria. Boletín informativo del SERIDA
ReferenciaNº 22, pp.16-23
Formato
Depósito LegalAS 2617/1995
ISSN1135-6030
ISBN
Ver/Descargar

Buscar
Administración
Portal de la Transparencia
Protección de datos
Perfil del Contratante
Período Medio de Pago
Convocatorias y Plazas
Legislación
Comunicación
Hemeroteca
Serida en los medios
Imagen Corporativa
Enlaces de Interés
Biblioteca
Catálogo Red SIDRA
Catálogo Red de Bibliotecas del Principado de Asturias
RIA, Repositorio Institucional de Asturias
Publicaciones del SERIDA
Boletín de sumarios
WOS (Web Of Science)
Préstamo Interbibliotecario
Contacta
Investigación
Sistemas de Producción Animal
Nutrición, Pastos y Forrajes
Sanidad Animal
Genética y Reproducción Animal
Programa de Genética Vegetal
Programa de Patologia Vegetal
Programa Forestal
Programa Fruticultura
Tecnología de los Alimentos
Desarrollo
Experimentación y Demostración Ganadera
Experimentación y Demostración Agroforestal
Selección y Reproducción
Transferencia y Formación