Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información
Conózcanos

Boletin
Tecnología Agroalimentaria. Boletín informativo del SERIDA. Número 24
Tecnología Agroalimentaria. Boletín informativo del SERIDA. Número 23
Tecnología Agroalimentaria. Boletín informativo del SERIDA. Número 22
Ver más>>
Libros
El avellano en Asturias: diversidad genética local y guía para su cultivo y recuperación
El cultivo del arándano en el norte de España
Selección clonal de cultivares de vid del Principado de Asturias
Orientaciones para el cultivo de la faba
Ver más>>
Mediateca
Equino de la Montaña Asturiana
SERIDA desde el aire
Plantación de variedades tradicionales de castaño
Ver más>>
Memorias I+D
Memoria de actividades de I+D+i del SERIDA 2020
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2019
Memoria de Actividades de I+D+i del SERIDA 2018
Ver más>>

Publicaciones SERIDA



Aceites de pepita de manzana y cosmética natural

ROBERTO RODRÍGUEZ MADRERA. Área de Tecnología de los Alimentos. rrodriguez@serida.org
BELÉN SUÁREZ VALLES. Jefa del Área de Tecnología de los Alimentos. mbsuarez@serida.org

 


La piel actúa como barrera frente a los agentes externos y la pérdida de humedad. Una piel sana se caracteriza por un equilibrio entre los lípidos epidérmicos y la hidratación. Sin embargo, la piel está sometida a un proceso natural de envejecimiento ligado a factores internos y externos. Los primeros no pueden modificarse, ya que están originados por el paso del tiempo y la genética, mientras que los factores externos son debidos al estrés oxidativo que sufren nuestras células.

Los cosméticos protegen la piel contra los agentes nocivos que causan su envejecimiento, ayudan a reparar la función barrera evitando la perdida agua y suplementan los lípidos naturales de la piel.

Impulsada por las tendencias actuales -estilo de vida saludable, sostenible y comprometido con el medio ambiente- la demanda de cosméticos naturales ha experimentado un constante crecimiento. Así, en el diseño de productos para el cuidado personal, los aceites vegetales se han constituido como ingredientes base para su formulación, desplazando a los aceites minerales derivados del petróleo.

En Asturias, en cada campaña de elaboración de sidra natural, se originan más de 9.000 toneladas de magaya, residuo sólido generado tras el prensado de la manzana, y constituido por restos de pedúnculos, piel, pulpa y pepitas.

Diferentes trabajos del Área de Tecnología de los Alimentos del SERIDA han mostrado el potencial de este subproducto, bien para emplearlo como ingrediente en la elaboración de productos libres de gluten o como fuente de compuestos bioactivos (Rodríguez y Suárez, 2019; Picinelli et al., 2021).
 
Igualmente, nuestros estudios han puesto de manifiesto el interés de las pepitas presentes en magaya de llagares acogidos a la DOP Sidra de Asturias como fuente de aceite vegetal (Rodríguez y Suárez, 2018). Estos aceites de manzana, con rendimientos superiores al 20% del peso de la pepita, están constituidos mayoritariamente por ácidos grasos insaturados y muestran una importante actividad antioxidante.

En este trabajo se compara la composición lipídica de los aceites obtenidos de pepitas de manzana con las de diferentes aceites comerciales de uso cosmético.



Aceites y composición

Se analizó el perfil lipídico (ácidos grasos, tocoferoles y escualeno) de diez aceites de pepitas de manzana y de cinco aceites comerciales: dos de argán, dos de almendras dulces y un aceite cosmético de uso facial. Los aceites de almendra están indicados para el cuidado corporal, mientras que los de argán pueden ser aplicados sobre rostro y cuerpo.

Los ácidos grasos fueron analizados por Cromatografía de gases (GC/MS), después de su conversión en ésteres metílicos, siguiendo los métodos oficiales para aceites y grasas. El escualeno se analizó por GC/MS previa saponificación con KOH metanólico y extracción con hexano. Los tocoferoles se determinaron por Cromatografía de líquidos con detector de fluorescencia (HPLC/FLD).

En la Tabla 1 se recoge la composición de los aceites vegetales y los valores promedio, máximo y mínimo de los aceites de pepita de manzana.
 

Tabla 1. Composición de los aceites vegetales analizados.

 
Los ácidos grasos son los constituyentes mayoritarios de los aceites vegetales. Si en su estructura aparecen dobles enlaces se clasifican como insaturados, por el contrario, si no los hay se denominan saturados. En general la mayor o menor presencia de estas familias en los aceites influye en sus características físico-químicas y en su susceptibilidad a la oxidación.

En los aceites de argán y almendras dulces los ácidos grasos insaturados constituyen más del 80% del total de ácidos, representando los monoinsaturados la fracción dominante. El ácido oleico fue el mayoritario en todos los aceites comerciales, seguido por los ácidos linoleico, palmítico y esteárico.

Los aceites de pepita de manzana muestran perfiles de ácidos grasos diferentes a los anteriores, pero muy similares entre sí. Los ácidos grasos insaturados representan más del 90%, destacando como mayoritario el ácido linoleico (poliinsaturado), seguido por el oleico y, en menor proporción, el palmítico y el esteárico.

Los ácidos grasos esenciales son ácidos poliinsaturados pertenecientes a la serie omega-6 (ω-6) y omega-3 (ω-3) que no se sintetizan por el organismo humano por lo que deben provenir del exterior. Los ácidos grasos esenciales constituyen el grupo más relevante en el caso del aceite derivado de manzana (>55%), destacando el contenido de ácido linoleico (ω-6), mayoritario en los aceites de manzana, y el ácido linolénico (ω-3). Ambos ácidos resultan esenciales para la síntesis de la membrana celular, la regeneración de los tejidos, y además, son agentes hidratantes naturales que combaten la sequedad de la piel.

Por otro lado, cabe señalar que en el aceite facial los ácidos grasos representan tan sólo el 31% de la fracción lipídica, mientras que el resto está formado por compuestos derivados de hidrocarburos de elevada masa molecular.

La vitamina E y el escualeno son componentes minoritarios de los aceites con especial interés en el desarrollo de los productos para el cuidado cutáneo.

Con el término vitamina E se designa un grupo de 8 especies que se clasifican en dos series homólogas: tocoferoles y tocotrienoles. Cada una de las series está compuesta por 4 isómeros: α (alfa), β (beta), γ (gamma) y δ (delta). Estos compuestos son liposolubles y esenciales, es decir, son solubles en aceites y no pueden ser sintetizados por el organismo. Su fuente natural son los aceites vegetales. En este trabajo se determinaron la serie de los tocoferoles por ser los mayoritarios en los aceites estudiados.

Todos los aceites derivados de manzana presentaron el mayor contenido en tocoles, con valores entre 1.127 mg/kg y 1.454 mg/kg, siendo β-tocoferol el más importante (62%), seguido por α-tocoferol (34%), γ-tocoferol (2%) y δ-tocoferol (1,5%). La vitamina E fue detectada únicamente en tres de los aceites cosméticos y su contenido resultó muy variable. Uno de los aceites de argán destacó por su contenido en γ-tocoferol que representó el 84% de su riqueza en tocoles.

Sin embargo, hay que señalar que la actividad biológica de los tocoferoles es diferente para cada isómero, de acuerdo con el orden α > β > γ > δ. Así, la forma más activa se encuentra en la forma α, la actividad del isómero β se reduce al 50%, la del γ al 10% y la del δ únicamente resulta ser el 3%. Por otra parte, la presencia de tocoferoles protege a los aceites frente a su propia oxidación y ranciedad. Por ello, tan importante es la cantidad de tocoferoles totales como la distribución de los isómeros. Los aceites de manzana destacan tanto, por la cantidad de tocoferoles, como por la calidad de sus isómeros.

La vitamina E se encuentra mayoritariamente en la epidermis de la piel, donde ejerce un papel protector del daño oxidativo. Desde un punto de vista cosmético, el interés de esta vitamina se encuentra en su poder como antioxidante, su capacidad de inhibición de la peroxidación lipídica y como captador de radicales libres (antienvejecimiento).

El escualeno está presente de forma natural en la piel, es un isoprenoide natural con propiedades antioxidantes, intermedio de la biosíntesis de esteroles, precursor del colesterol y la vitamina D.

Entre los aceites analizados destacan los de argán con concentraciones superiores hasta en un orden de magnitud a los de semillas de manzana, que se situaron en segundo lugar.

Los aceites ricos en escualeno tienen propiedades emolientes y antioxidantes. Con el envejecimiento la piel pierde la capacidad de su producción, y su aporte cosmético ayuda a proteger la barrera cutánea y evitar la deshidratación.



Conclusiones


Los compuestos esenciales de los aceites de pepita de manzana de sidra les aportan excelentes propiedades para su uso como ingrediente natural en cosmética, siendo fuente de:

• Ácidos: linoleico (>50%), oleico (>30%) y linolénico (>1%)
• Vitamina E (>1g/Kg): 64% β-tocoferol y 34% α-tocoferol
• Escualeno (>200 mg/kg)


Bibliografía

Roberto Rodríguez Madrera y Belén Suárez Valles. (2019). Elaboración de productos sin gluten enriquecidos con magaya. Tecnología Agroalimentaria, 22, 35-40.

Anna Picinelli Lobo, Amada Garitas Bullón y Belén Suárez Valles. (2021)La magaya de la actividad sidrera: fuente de compuestos bioactivos de elevado interés. Ácidos triterpénicos. http://www.serida.org/publicacionesdetalle.php?id=8054

Roberto Rodríguez Madrera y Belén Suárez Valles. (2018). Characterization of apple seeds and their oils from the cider-making industry. European Food Research and Technology, 244, 1821-1827


Agradecimientos

Información generada por los proyectos RTA-2013-00110-00-00 y RTA2015-00060-C04-03) financiados por el INIA y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Los autores agradecen a la empresa Martínez Sopeña Hermanos SL (Villaviciosa, Asturias) su colaboración en este estudio.
 

Ficha Bibliográfica
TítuloAceites de pepita de manzana y cosmética natural
Autor/esROBERTO RODRÍGUEZ MADRERA. Área de Tecnología de los Alimentos. rrodriguez@serida.org
BELÉN SUÁREZ VALLES. Jefa del Área de Tecnología de los Alimentos. mbsuarez@serida.org
Año Publicación2021
Área

Tecnología de los Alimentos.

Revista/SerieTecnología Agroalimentaria. Boletín informativo del SERIDA
ReferenciaNº 24: 57-60
Formato
Depósito LegalAS 2617/1995
ISSN
ISBN1135-6030
Ver/Descargar

http://www.serida.org/publicacionesdetalle.php?id=8192

Buscar
Administración
Portal de la Transparencia
Protección de datos
Perfil del Contratante
Período Medio de Pago
Convocatorias y Plazas
Legislación
Comunicación
Hemeroteca
Serida en los medios
Imagen Corporativa
Enlaces de Interés
Biblioteca
Catálogo Red SIDRA
Catálogo Red de Bibliotecas del Principado de Asturias
RIA, Repositorio Institucional de Asturias
Publicaciones del SERIDA
Boletín de sumarios
WOS (Web Of Science)
Préstamo Interbibliotecario
Contacta
Investigación
Sistemas de Producción Animal
Nutrición, Pastos y Forrajes
Sanidad Animal
Genética y Reproducción Animal
Programa de Genética Vegetal
Programa de Patologia Vegetal
Programa Forestal
Programa Fruticultura
Tecnología de los Alimentos
Desarrollo
Experimentación y Demostración Ganadera
Experimentación y Demostración Agroforestal
Selección y Reproducción
Transferencia y Formación